LA COPA.
La copa aceptada internacionalmente como más idónea, que de ahora en más llamaremos "el catavinos", es la denominada copa Afnor y que responde a la Norma Internacional ISO 3591-1977. Actualmente, esta copa no parece responder a los gustos y necesidades actuales de los catadores.
La copa ha de cogerse solamente por el pie, evitando que el calor de la mano se trasmita al líquido.
Es importante enjuagar la copa, excepto con el primer vino, cada vez que se proceda a catar un nueva muestra. Esto se puede realizar con agua o con un poco del mismo vino que se vaya a catar.